El equipo sénior del CB Costa Marbella, el Seandblue, cayó esta semana en casa del líder, el Clínicas Rincón, por 77 -58, en un encuentro que afrontó con numerosas bajas.

El Seandblue Banús comenzó el partido sufriendo mucho cerca del aro ante los centímetros de los locales y su fortaleza en el juego interior, lo que les permitió una renta de 16-9 que obligó al entrenador magenta, Ibón Gámez, a solicitar tiempo muerto. Sirvió este momento para aclarar ideas en el ataque contra la zona que plantearon los de Torre del Mar en la totalidad del encuentro.

La reacción magenta llegó con un 2+1 de Eli de la Rosa y dos triples de José Enrique y Juan Carlos Sánchez para llegar a la finalización de los primeros diez minutos con un 24-20 a favor de los locales.

El Clínicas Rincón sacó ventaja de su juego interior y de las opciones que generaban sus pívots con las ayudas defensivas, que les permitían tener tiros liberados. Pero los costamarbellíes no le perdieron la cara al encuentro, y pese a ir por detrás en el marcador (37-29), siguieron metidos en el partido a poco menos de cinco minutos para el descanso. Un parcial de 15-0 a favor de los locales, puso muy cuesta arriba el partido para el Seandblue.

El objetivo de los pupilos de Ibón Gámez era ir recortando en el marcador, para entrar en el último cuarto con opciones, pero el Clínicas Rincón no lo permitió, manteniendo la renta de veinte puntos a favor casi toda la segunda parte, hasta el 77-58 final.

“Afrontábamos el partido con numerosas bajas por diversos motivos y era difícil competir ante un equipo veterano y con mayor corpulencia física, pero el segundo cuarto, especialmente los últimos minutos, nos ha pasado factura”, señalaba Ibón Gámez.  El entrenador se quejaba de la actuación arbitral, pues en los tres primeros cuartos solo se pitaron cinco faltas  a favor, “algo que también nos ha mermado y nos ha descentrado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *