El equipo sénior del CB Costa Marbella, el Seandblue, consiguió su primera victoria en casa ante un combativo Novaschool por 75-72 y suma ya tres partidos ganados en liga.

Los magentas afrontaban el encuentro con bajas importantes, pero sabedores de que debían seguir la línea de juego de los últimos partidos. Pero no arrancó bien, pues le costó entrar en el encuentro ya que en los primeros tres minutos los colegiales ganaban 2-9. La reacción se produjo a base de triples de José Enrique, Eli de la Rosa y Juan Carlos Sánchez, éste último sobre la bocina, permitiendo finalizar el cuarto con una renta mínima de 14-13.

Los visitantes apostaron por una defensa zonal mixta en el segundo cuarto que el Seandblue supo atacar. De nuevo tres triples consecutivos de José Enrique obligaron al entrenador visitante a solicitar un tiempo muerto. Pero no pudieron poner freno al vendaval de tiro exterior de los locales, pues nuevamente José Enrique, junto a Juan Carlos Sánchez, anotaron de más allá de 6,75 metros. A ello se sumó el juego interior de Iván Kalyuzhny, y los locales se marcharon al descanso con un 39-36 a su favor.

Tras el descanso, los visitantes salieron con mayor intensidad y los locales tuvieron menos claridad de ideas, estando desacertados en el tiro exterior y solo sumando 11 puntos en dicho periodo para afrontar los últimos diez minutos del partido con 50-52 a favor de CB Novaschool.

Un parcial de 2-8 obligó al entrenador Ibón Gámez a solicitar un tiempo muerto, momento que aprovechó para  trasmitir a sus pupilos la necesidad de realizar una buena acción positiva en ataque y aplicarse defensivamente. Las instrucciones dieron su resultado y en poco más de un minuto los magenta lograron un parcial de 7-0, que los volvió a meter en el encuentro.

A partir de entonces, hubo alternancias de dominio, en primer lugar por parte de los visitantes y reaccionando el Seandblue nuevamente, para llegar a los dos últimos minutos con total igualdad en el marcador (70-70). A diferencia de la jornada anterior, los locales estuvieron acertados desde la línea de tiros libres, situándose por encima en el marcador (75-72) a falta de 9 segundos para la finalización del partido. Los visitantes se la jugaron en un triple final que fallaron.

Ibón Gámez destacaba, al finalizar el partido, que a diferencia de la semana pasada, los tiros libres metidos habían sido decisivos en los momentos claves, “pero lo más importante es que seguimos en la línea ascendente que llevamos, incluso afrontando partidos con destacadas bajas”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *